Los bulos no entienden de límites y se mueven también en los centros educativos. En estos espacios, la desinformación se ha generado para levantar dudas sobre compañeros de clase que hablan un idioma diferente al castellano, aquellos que profesan el islam y aquellos que no pueden comer carne de cerdo.

La realidad es que ninguno de estos centros ha favorecido a los alumnos: ni en la comida, ni en la religión ni en el idioma.

No, no es cierto que en un colegio de Lorca solo hablen español los maestros y tres alumnos

Este contenido lo han dado medios, agencias y páginas web titulando «sólo los maestros y tres alumnos hablan español en un colegio de Lorca (Murcia)» al inicio del año lectivo 2018-2019.

En el texto indican que la directora del centro, Antonia Pérez, había transmitido a la consejera de Educación Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, que la «barrera idiomática es la principal singularidad de su colegio», en referencia al árabe que hablan los alumnos.

Junto a estas declaraciones, los textos aseguraban que sólo hablaban castellano en todo el colegio los profesores y tres alumnos. No es cierto. La situación solo se produce en la clase de niños de tres años (Educación Infantil), donde sólo tres de los 39 alumnos hablan español.

Hemos contactado con la directora del propio centro y nos ha confirmado que las informaciones que hablan de este colegio han sido «tergiversadas y erróneas».

En las páginas web de La Opinión de Murcia, 20 Minutos o La Sexta todavía no se ha rectificado el titular pese a que se trata de un contenido falso. En Maldita.es creemos que para detener un bulo es necesario detener su difusión y borrar el contenido. Si no se borra la desinformación, esta se sigue viralizando.

No se elimina la religión católica de los colegios y la introducción de la asignatura de religión islámica no es algo nuevo

La que ha sido hasta ahora ministra de Educación con el gobierno del PSOE, Isabel Celaá, indicó en una entrevista a El País que «la asignatura de religión dejará de contar para la nota media de bachillerato». A raíz de sus declaraciones se empezaron a mover por varias webs que el Gobierno quitaría «la religión católica de la Educación, pero se podría elegir la islámica» como si se tratase de un trato de favor sólo para los que profesan el islam.

En ningún momento Celaá mencionó en dicha entrevista que eliminaría la religión católica. Tampoco lo hizo en declaraciones posteriores. Para estar seguros de nuestro desmentido contactamos también con el Ministerio de Educación que nos indicó que ese titular era «completamente falso».

Hemos revisado a nivel legislativo en qué consiste la implantación de las religiones en los colegios y hemos comprobado que introducir la religión islámica no es algo nuevo. Se estableció en 1992 con Felipe González en el poder.

La medida no es un trato a favor del islam, pues el mismo día se firmaron acuerdos idénticos con las representaciones de la fe judía y evangélica.

De hecho, en trece colegios de Valencia, la Generalitat ha garantizado este año lectivo 2018-2019 el derecho de aprendizaje de las religiones con las que existe algún acuerdo.

Los estudiantes pueden elegir entre las religiones católica, evangélica e islámica y la asignatura de alternativa a la religión para los que no desean cursar ninguna.

Las supuestas prohibiciones alimenticias en colegios: ni se prohíbe comer jamón ni se obliga a comer halal

«Escolares musulmanes de un colegio de Terrasa impiden comer bocadillos de jamón a los autóctonos», aparece en la web Alerta Digital. Desde 2012, se mueve en redes este bulo acerca de un colegio situado en Terrasa (Barcelona) y un supuesto problema entre los alumnos a la hora del bocadillo. El Ayuntamiento y el centro educativo lo desmintieron en 2015, pero éstos son comos los zombies y nunca mueren.

Tras una petición de transparencia al Servicio de Educación del Ayuntamiento de Terrassa hemos confirmado que «no consta ninguna queja al respecto» por parte de padres, como se aseguraba en el vídeo y en el texto. Además, el Ayuntamiento de Terrassa confirma que en el colegio se pueden consumir embutidos procedentes del cerdo.

También se han movido bulos sobre prohibiciones de carne de cerdo en colegios de Lloido (Álava). El alcalde de Llodio tampoco ha rechazado suprimir la carne de cerdo en las escuelas, pero el mensaje se difundía a través de redes sociales atribuido a una supuesta información de un medio llamado «La Voz de Álava».

El bulo se repite aunque situándolo en otro el lugar y, además, el periódico «La Voz de Álava» ni siquiera existe.

Asimismo, no solo se ha hablado de prohibir la carne de cerdo, sino también de la puesta en marcha de supuestas medidas encaminadas obligar a los alumnos a comer productos halal en Andalucía para «no ofender» a los estudiantes musulmanes. Tampoco son ciertas.

Es un bulo que sigue colgado en webs como Caso Aislado. La Junta de Andalucía nos confirma que en los pliegos de contratación del servicio de comedor escolar se permite el uso de carne de cerdo y embutidos y que no hay ninguna orden en sentido contrario.

Hemos revisado el menú del colegio Maestro José Fuentes en dos fechas distintas por si se ha producido algún cambio y tanto en junio de 2018 como en febrero 2019 aparecen productos como salchichas de cerdo al horno o magro de cerdo.

No, no quitan las clases de religión ni había niños rezando en la mezquita en Valencia

El vídeo de niños «rezando» en una mezquita acompañado de frases «quitan las clases de religión y el islam llega a los colegios en Valencia» no es cierto. No es Valencia ni España. Tampoco quitan las clases de religión.

El vídeo se mueve desde finales de 2018. El audio de las imágenes «Valencia» está manipulado para que no se entienda nada.

Durante nuestro proceso de verificación, vimos cómo se estaba moviendo el mismo vídeo bajo el epígrafe de «Bélgica», por lo que empezamos a buscar posibles mezquitas en este lugar. Comprobamos que todo apuntaba a la Mezquita de El Mouslimiene, situada en la zona belga de Amberes. Tras una búsqueda en su página web dimos con un listado de personas pertenecientes a este centro y con el nombre de Majid El Aissati, guía de dicha mezquita.

Seguimos tirando del hilo y, precisamente, Majid El Aissati había subido fotos a su cuenta de Facebook donde se puede comprobar que el suelo, las paredes y otros elementos son iguales a las escenas que aparecen en el vídeo.

Pese a que no sabemos el contexto de la visita de esos niños, sabemos que no se ha producido en Valencia y tampoco se han eliminado las clases de religión católica.