Se cumplen 20 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 18 de diciembre como Día Internacional del Migrante, con el objetivo de asegurar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos ellos. Con motivo de esta celebración y ante la ola migratoria que durante las últimas semanas se ha producido en Canarias, desde Maldita.es resolvemos algunas dudas sobre las personas migrantes que llegan a España en situación irregular y a qué documentos tienen acceso.

Diferencia entre el NIE y la TIE: ¿cuál es el documento que acredita la residencia legal en España?

Aunque comúnmente se piense que el documento que acredita la residencia legal en España es el Número de Identidad del Extranjero (NIE), en realidad es la Tarjeta de Identidad del Extranjero (TIE) la documentación que acredita que la autorización de permanencia legal ha sido concedida. 

La Tarjeta de Identidad del Extranjero (TIE) es el documento físico (el plástico) que debe solicitarse y concederse. Según afirma Gemma Pinyol, directora de Políticas Migratorias y Diversidad en Instrategies e investigadora asociada del grupo sobre migraciones de la Universidad Pompeu Fabra (Gritim-UPF), se entrega cuando se concede un permiso de residencia en España y acredita la permanencia legal, lo que está especificado en el art. 210 de Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, también conocida como Ley de Extranjería.

En este caso, la TIE es un documento que sí puede retirarse si no se cumplen los criterios de residencia o no se puede renovar por razones legales. Sin embargo, aunque se pierda la TIE, el NIE seguirá vinculado al migrante. Tal y como señala Pinyol, hay cierta confusión entre estos términos ya que "en su momento se popularizó el de NIE sin atender a su significado real".  "Es habitual confundir el NIE con la TIE porque, en ocasiones, el primero sirve para definir el segundo", afirma.

Por su parte, el NIE es el Número de Identidad del Extranjero y, según se indica tanto en la Ley de Extranjería como afirman los expertos con los que hemos hablado, se asigna a toda persona que se relaciona con la Administración General del Estado. Se trata de un número secuencial que comienza con las letras X, Y y Z y sirve para identificar a la persona extranjera en cualquier ámbito. Es importante reseñar, según explica la investigadora Pinyol, que sólo tiene un carácter administrativo, sirve como una identificación y no da el permiso de residencia. Una vez asignado, se mantendrá siempre el mismo, no puede quitarse y puede servir, por ejemplo, como hemos dicho, para aquellos migrantes que en un futuro soliciten el permiso de residencia. Pero, como decimos, el documento que acredita la resolución a favor de un permiso de residencia legal en España es la TIE. 

Según afirma María Segurado, abogada de Cáritas España, con motivo de la pandemia y ante el retraso de citas en las Oficinas de Extranjería, actualmente existen migrantes que poseen la resolución administrativa de permanencia legal en España pero no tienen la TIE. Para solventar la situación y proteger la seguridad jurídica de las personas extranjeras, el Ministerio de Migraciones explicó en una nota de prensa el pasado 30 de noviembre que las resoluciones a favor contarían con plenos efectos sin la obtención de la tarjeta de identificación.

¿Puede un migrante que llega a España en situación irregular tener un NIE?

Cuando un migrante llega en situación irregular a España y lo detiene la policía, se le abre un proceso de sanción y devolución por infracción grave (recogido en el art. 53 de la Ley de Extranjería ). 

Para que este proceso se lleve a cabo, Gemma Pinyol señala que es necesario asignar un NIE al extranjero que, como decimos, no regulariza su situación en cuanto a residencia, sino que únicamente tiene carácter administrativo. Esto ocurre, según afirma la Policía Nacional a Maldita.es, con los extranjeros llegados en pateras o cayucos a Canarias. Según cuentan Ministerio del Interior y Policía Nacional, estos migrantes pasan por un proceso de 72 horas de reseña policial en calidad de detenidos, en donde, entre otros trámites, se les toman los datos y se les asigna un número de identificación (NIE) que se redirige al Registro Central de Extranjeros. "Esto sirve, por ejemplo, para poder proceder a su repatriación en caso de que no sean acreedores de protección internacional, su traslado por el territorio nacional o su alojamiento", explica Cruz Roja a Maldita.es

En el caso de los migrantes irregulares, según aclara Pinyol, aunque tengan un NIE porque han entrado a formar parte de la atención administrativa, no se les concede una autorización de residencia. Para ello, deberán solicitar un permiso de residencia y, si cumplen los criterios necesarios, se les otorgará este permiso y la TIE, que es el documento que acredita que la autorización ha sido concedida.

También puede existir el caso de inmigrantes que permanezcan de forma irregular en territorio nacional sin NIE hasta conseguir el permiso de residencia. "Este podría ser el caso de personas latinas o del Este que llegasen a España como turistas por una duración de tres meses y que, finalizado ese periodo, permanezcan en el país sin que les detenga la Policía. En ese caso no tendrían NIE", afirma María Segurado, abogada de Cáritas España

En la página web oficial de la Policía Nacional aparece que aquellos extranjeros que se relacionen con España por razón de sus intereses económicos, profesionales o sociales necesitarán como requisito para acceder al NIE no encontrarse en España en situación irregular. "Esto se refiere al caso concreto de que si un extranjero tiene que venir a España para realizar cualquier gestión administrativa como cobrar una herencia o pagar un impuesto, este deberá llegar de forma regular para que se le otorgue un número de identificación ya que si no es así, se le abrirá un expediente sancionador y se procederá a su expulsión", explican tanto la Policía Nacional como Marcelo Belgrano, coordinador de los servicios de orientación jurídica de extranjería del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

El caso de los apátridas

Según explica Marcelo Belgrano, coordinador de los servicios de orientación jurídica de extranjería del ICAM, los apátridas son aquellos migrantes que proceden de un territorio que se niega a documentarlos, por ejemplo, esto ocurre con los saharauis. A ellos se les otorgaría, además del NIE durante el proceso de reseña policial, una cédula de inscripción si consiguen acreditar su condición de apátridas. Esta cédula tiene vigencia de un año y sería el equivalente a un pasaporte. Con esto ya podrían iniciar los trámites de solicitud del permiso de residencia si cumpliesen con los requisitos.

¿Qué derechos tiene un migrante en situación irregular en España?

Según señala Oleksiy Alekseyev, abogado especializado en extranjería y fundador del despacho Tramitex, los migrantes en situación irregular en España no cuentan con derechos laborales. Poseen derechos civiles, es decir, pueden casarse, alquilar un piso o acceder a algunos servicios sociales. En el caso de la sanidad, el art. 3 del Real Decreto-ley 7/2018 sobre el acceso universal al Sistema Nacional de Salud, establece que las personas extranjeras no autorizadas como residentes tienen derecho a la protección de la salud. Aun así, Alekseyev apunta que como las competencias están transferidas a las comunidades existen ciertas diferencias en el acceso a la misma.

Tal y como señala Dimitri Defranc, experto en Jurisdicción Migratoria y que ha donado sus superpoderes a Maldita.es, el primer proceso administrativo que deberá realizar un migrante en situación irregular será empadronarse pues, en un futuro, esto servirá para acreditar su arraigo y conseguir la permanencia legal en España. Sin embargo, Defranc afirma que esto no es un proceso sencillo ya que las competencias del padrón están transferidas a las administraciones municipales y no en todos los Ayuntamientos es posible empadronarse si se está en situación irregular. Aun así, la guía legislativa de Cáritas España apunta que "el empadronamiento del migrante no constituirá prueba de su residencia legal en España". Según el art. 2 de la Resolución de 17 de febrero de 2020 para las instrucciones técnicas a los Ayuntamientos sobre la gestión del Padrón municipal, los Ayuntamientos exigirán al migrante que presente un documento en vigor expedido por las autoridades españolas ya sea el NIE o la TIE. En el caso de no disponer de estos documentos, servirá el número del pasaporte

Elena Pozo, experta en Derecho y que ha donado sus conocimientos a Maldita.es, explica que, aunque existen ciertas excepciones por razones humanitarias para el caso de las personas que pertenecen a colectivos vulnerables, han sido víctimas de trata o mujeres que han sufrido violencia de género, normalmente, los migrantes en situación irregular tienen las siguientes vías para regularizar su situación:

  • Contraer matrimonio y/o hacerse pareja de hecho con un residente comunitario para acceder a una tarjeta de residencia por familiar de comunitario o residente.
  • Obtener el arraigo social, para el que el migrante debe acreditar que ha permanecido tres años en situación irregular en España y contar además con un contrato de trabajo de duración mínima de un año.
  • Obtener el arraigo laboral, para el que debe demostrarse que se ha estado dos años en situación irregular y que se ha trabajado de manera continuada en esa situación un mínimo de 6 meses (para ello es necesario denunciar al empleador).
  • Obtener el arraigo familiar, en caso de que se sea ascendiente (madre o padre) de un menor que ha nacido en España.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes [email protected] [email protected] Elena Pozo y Dimitri Defranc.