Nos ha llegado a la redacción de Maldita una cadena de Whatsapp cargada de ironía en la que asegura que si se nacionaliza a los inmigrantes en España «cotizarían» y «pagarían impuestos» en las mismas condiciones que «cualquier español».

Hemos revisado el contenido de todas las posibles «soluciones» que aporta y lo cierto es que los inmigrantes que viven en España ya cotizan y pagan impuestos «como cualquier español».


Una cadena de Whatsapp intenta engañarte con ironía sobre inmigrantes

Os la desmontamos punto por punto:

1. Creo que la mejor solución sería aumentar la presencia de la policía en las fronteras, pero no para detener a los inmigrantes o repatriarlos, sino para hacerles el DNI y darles la nacionalidad española.

Los trámites para otorgar la nacionalidad no se llevan a cabo desde la Policía (ni desde el Ministerio del Interior), sino desde el Ministerio de Justicia. Por lo tanto, aumentar la presencia de Policía en las fronteras no agilizaría los trámites de nacionalidad.

2. Al ser españoles se les acabaron las ayudas a minorías, a refugiados, etc, etc. O sea que tendrían derecho al subsidio de desempleo, si han trabajado durante un año, pero tan solo durante 4 meses (COMO LO TIENE QUE HACER CUALQUIER ESPAÑOL).

Esta parte de la cadena confunde «prestación por desempleo» con el «subsidio por desempleo» para hacernos creer que las personas migrantes o «minorías» reciben ayudas económicas sin haber cotizado y, en cambio, las españolas deben cotizar para poder acceder a ellas. No es así: los requisitos son iguales para todos.

Vayamos por partes:

En realidad es la «prestación por desempleo» (y no el subsidio por desempleo como aparece en la cadena) la que exige haber trabajado durante un año, cotizando a la Seguridad Social, y haber perdido el empleo de manera involuntaria (por ejemplo, un despido). Esta prestación correspondería a un 70% del sueldo original en los primeros 180 días y después a un 50%. La mayoría de los beneficiarios por prestación de desempleo fueron españoles, según los datos del SEPE de enero de 2019. Para ese mismo año, los extranjeros fueron 11%, en 2018 el 10,6% y en 2017 el 9,9%.

En cambio, el «subsidio por desempleo» no exige un año trabajado, tal y como vincula esta cadena de Whatsapp. El «subsidio por desempleo» se otorga si la persona no ha cotizado lo mínimo para obtener la prestación por desempleo o ya la han agotado. Este subsidio corresponde a una cantidad fijada en torno a los 430 euros.  

Ninguna de estas ayudas económicas se otorgan en función de la nacionalidad: lo que se tiene en cuenta es la situación económica de los solicitantes. Para poder cobrar estas ayudas es necesario aportar algún documento identificativo como el DNI o pasaporte. En el caso de los extranjeros, estos deben ser tener permiso de residencia en España; es decir, ninguna persona en situación irregular en el país tendría derecho a cobrar estas ayudas.  

Con respecto a las ayudas que se puedan dar a «minorías», hemos hecho un rastreo al concepto de «ayudas sociales» para verificar que en ningún caso estas se adjudican beneficiando más a personas inmigrantes que a españolas.

3. Al ser españoles tendrían derecho a la Seguridad Social (sólo si han cotizado) y además tendrían que pagar el 40% del precio de los medicamentos que necesiten (COMO LO TIENE QUE HACER CUALQUIER ESPAÑOL).

Acceder a unos u otros servicios de la Seguridad Social depende del tipo de cotización que hayan hecho las personas con anterioridad.

Este sistema se desglosa en prestaciones contributivas, que requieren haber cumplido un mínimo de cotización, y prestaciones no contributivas, para ciudadanos que se encuentran en situación de necesidad aunque no hayan cotizado nunca o, habiendo cotizado, no lo hayan hecho durante el tiempo exigido.

Tanto españoles como extranjeros con permiso de residencia pueden acceder a estos servicios sin haber cotizado. En el caso de la asistencia sanitaria, con el Real Decreto 7/2018 las personas extranjeras en situación irregular tienen de nuevo acceso al Sistema Nacional de Salud.

Con respecto a la frase «tendrían que pagar el 40% del precio de los medicamentos» sabemos que las aportaciones farmacéuticas se establecen en función de la renta de los usuarios, no de la nacionalidad.Aquí desmentimos un bulo de una supuesta carta de una farmacéutica. Además, los extranjeros en situación irregular tampoco obtienen gratuidad en los medicamentos sino que pagan el 40% del precio de los fármacos, como una persona en activo y cuya renta es inferior a 18.000 euros, tal y como se estableció en el Real Decreto 7/2018.

4. Al ser españoles, ellos y sus hijos tendrían que acatar las leyes españolas, las costumbres y las normas de nuestras instituciones (como por ejemplo en los colegios)  (COMO LO TIENE QUE HACER CUALQUIER ESPAÑOL).

Tantos los inmigrantes y los hijos de estos deben acatar las leyes españolas. No existe una ley que diferencie por nacionalidad. «Todas las personas que están en España tienen que cumplir las leyes españolas», indica Diego Boza, profesor de Derecho en la Universidad de Cádiz y miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

«Si una persona en España incumple la ley es sancionada. Si es el Código Penal con una pena. Si incumple las leyes administrativas (como las de tráfico o las de Hacienda) con una sanción, que generalmente será una multa. Si incumple las normas internas de un colegio también será sancionado. Todas las personas, independientemente de su nacionalidad», recalca el experto. 

5.  Al ser españoles tendrían que contribuir pagando sus impuestos al sostenimiento del país y a costear los miles de millones que nuestros políticos y amigotes se embolsan. (COMO LO TIENE QUE HACER CUALQUIER ESPAÑOL).

Los extranjeros sí pagan impuestos y, por lo tanto, también contribuyen «al sostenimiento del país». Desde el Ministerio de Hacienda nos indican que el pagar los impuestos no tiene nada que ver con la nacionalidad. Así, los extranjeros que residen en España pagan impuestos como IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas), IVA (Impuesto de Valor Añadido) o el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) como lo tiene que hacer cualquier español.

También pagan impuestos las personas en situación irregular a la hora de comprar un paquete de leche como el IVA, o cuando compran una cajetilla de tabaco a través del impuesto especial a este producto, o cuando rellenan el depósito en la gasolinera con el impuesto especial de hidrocarburos.

6. Al ser españoles *tendrían derecho a una mísera pensión* de jubilación, pero sólo si han trabajado durante al menos 17 años (COMO LO TIENE QUE HACER CUALQUIER ESPAÑOL).

No hay distinción entre españoles y extranjeros para recibir una pensión por jubilación. El requisito es económico: la persona debe haber cotizado el tiempo exigido por ley, 17 años mínimos sumando la parte génerica y específica para trabajadores en situación de alta. «Los requisitos se circunscriben a los años cotizados a la Seguridad Social, con independencia de tu nacionalidad», nos indican desde el Ministerio de Trabajo. En el caso de no haber cotizado lo mínimo exigible, sabemos que los requisitos para obtener una pensión no contributiva también son económicos.

El número de beneficiarios extranjeros que recibieron una pensión no contributiva (por jubilación o invalidez) fue de 23.685 (el 5%) y casi un 95% por españoles (430.167), según datos del Imserso de 2017.