La web Diario Patriota ha asegurado que "el PSOE permite que el catalán y el árabe sean lenguas oficiales en Mallorca" y El Mundo ha publicado en un tuit y en su entradilla que "el catalán y el árabe acaban de convertirse en las lenguas oficiales del Ayuntamiento de Sa Pobla, en el norte de Mallorca". Es un bulo que el árabe sea una lengua oficial en Mallorca. De hecho, no es oficial en ningún punto de España.

El árabe no es una lengua oficial ni en este municipio, ni en la comunidad autónoma, ni en ningún lugar de España. Las competencias para indicar una u otra lengua como oficial son de las autonomías y no de los municipios. El catalán ya figuraba como lengua oficial en toda la comunidad desde 1983. No es una novedad. Además, la carta de escolarización en la que se basan para decir esto y, que fue enviada en catalán y en árabe por parte del Ayuntamiento de Sa Pobla, es una "circular" enviada como un "instrumento de facilitación" a padres de origen árabe.

El árabe no es una lengua oficial ni en el municipio de Sa Pobla ni en la comunidad autónoma ni en ningún lugar de España

El árabe no es una lengua oficial ni en el municipio de Sa Pobla, ni en la comunidad autónoma de las Islas Baleares, ni en ningún lugar de España. Además, las competencias en el idioma oficial aparecen en el estatuto de autonomía y aquí no consta el árabe como lengua oficial. El árabe no es oficial en ninguno de los estatutos de autonomía.

Artículo 4 del Estatuto de autonomía de Illes Balears

La carta de escolarización en árabe se realizó como "instrumento de facilitación" para los padres, según el Ayuntamiento de Sa Pobla

Según nos indican desde el Ayuntamiento de Sa Pobla, la carta de escolarización dirigida a padres en árabe y catalán se realizó como un "instrumento de facilitación" a aquellas familias árabes que no hablan ni español ni catalán. En el municipio, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2018, residen 10.748 personas que figuran como españolas y 2.278 como extranjeras. De estas, la mitad (1.424) tienen nacionalidad marroquí.

"La lengua con la que se suele comunicar es el catalán. La carta en árabe de escolarización se envía a todas las familias marroquíes, que invita a escolarizar a los niños en todas las edades".

Según indican, es una "práctica usual" enviar estas circulares e indican que este año "al hacer el encartado" se ha puesto ambas cartas en los dos idiomas para todas las familias: "siempre se ha enviado y la única diferencia [con este año] es que solo se enviaba a las familias árabes".

Además, desde el consistorio nos indican que "los administrativos del ayuntamiento no atienden en árabe sino en catalán o castellano". "Hay servicio de mediación cultural para todo lo que gestiona servicios sociales. Por ejemplo, si alguna familia tiene barrera idiomática sí que hay un servicio en cuanto al idioma, pero en caso de servicios sociales, no para cualquier trámite", recalcan.

Como decimos, la circular escrita en árabe estaba dirigida a familias de origen árabe y este idioma no se ha convertido en lengua oficial en ningún punto de España. "Un ayuntamiento no tiene potestad para convertir ninguna lengua en oficial", nos confirma el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

El catalán en las Islas Baleares ya es una lengua oficial

El artículo 3 de la Constitución española de 1978 establece que el castellano es la lengua española oficial del Estado y "las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos".

Artículo 3 de la Constitución española

En el caso del Estatuto de autonomía de Illes Balears en su artículo 4 fija que "la lengua catalana, propia de las Illes Balears, tendrá, junto con la castellana, el carácter de idioma oficial".

Artículo 4 del Estatuto de autonomía de Illes Balears

Cuando en 1983 apareció el primer estatuto de autonomía, que después fue reformado en 2007, ya se indicó que el catalán era una lengua oficial.

Por lo tanto, "el árabe" no es "una lengua oficial" en el municipio mallorquín de Sa Pobla ni en ningún punto de España.