Nos habéis preguntado si es cierto que «los ciudadanos chinos están exentos de pago de tributos al abrir un comercio en España» por el hecho de ser chinos. No, no es cierto.

Los ciudadanos chinos no están exentos del pago de tributos al abrir un comercio en España por el hecho de ser chinos. En realidad, un comerciante está exento de pagar el impuesto de Actividades Económicas si acaba de iniciar su actividad económica (y solo durante dos años) y también si factura menos de 1 millón de euros netos; es decir, se pueden ver beneficiados de medidas fiscales al igual que el resto de personas de otras nacionalidades. Este impuesto no se exige a las personas físicas, que tributan por módulos.

Los ciudadanos de origen chino, como el resto de personas que tienen un comercio, deben pagar impuestos

Los ciudadanos de origen chino, como el resto de personas que tienen un comercio, deben pagar impuestos tal y como nos confirman desde el Ministerio de Hacienda. Además, desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (Mincotur) nos confirman que «no hay ningún beneficio fiscal para los ciudadanos extranjeros, en general, ni para los ciudadanos chinos, en particular».

«Cualquier persona que inicie una actividad económica en España está sometida a las mismas obligaciones con respecto del IVA y del IRPF», recalcan.

El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) se fija por la tipología y facturación del negocio. No en función del origen de la persona

El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) es un gravamen que se establece en las actividades económicas y que se fija en función de la tipología y de la cantidad de facturación.

Las personas que acaban de iniciar su negocio están exentos de pago durante los primeros 2 años «por inicio de actividad profesional». En el caso de que facturen menos de un 1 millón de euros también pueden estar exentos de pago.

Estos supuestos no son únicos para personas de nacionalidad china, sino que se aplican para todas aquellas personas que inicien su actividad económica y cuyo perfil se encuentre contemplado en estos supuestos.

Por otro lado, desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo nos indican que los requisitos para acceder a posibles ayudas por abrir un comercio no dependen del origen del solicitante sino del lugar en el que se abre dicho negocio, de la actividad que vaya a desarrollar, el horario comercial o los productos a vender, entre otros.

Las condiciones al tributar como autónomos se fijan en función del tipo de negocio, no en función del origen de las personas

José María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, precisa que las personas de origen chino en España tienden a dedicarse al pequeño negocio y de forma autónoma. Aquí, tampoco existe ningún beneficio fiscal para las personas de nacionalidad china por el hecho de ser chinos.

Según el informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), uno de cada diez autónomos en España es de origen extranjero, según datos recopilados en 2018. Dentro de esta categoría, son las personas de origen chino quienes lideran el ranking de extranjeros.

En el régimen de autónomos y comercios al por menor existe un sistema de tributación «por módulos»; es decir, una cuantía que se fija por la actividad que lleva a cabo, el número de personas trabajando o el número de metros cuadrados del local. Esa cantidad es fija, se establece independientemente del volumen de ventas. No se fija en función de la nacionalidad.

Existe un convenio entre China y España para evitar la doble imposición fiscal y la posible evasión de impuestos. Este acuerdo se mantiene con 94 países

Para evitar que una misma persona tribute tanto en el país que reside como en el de origen por un mismo hecho imponible se llevan a cabo estos acuerdos de doble imposición fiscal.

Bajo este ámbito España tiene firmado con China un convenio en el que se regulan las bases sobre qué impuestos y desde qué país se gravan.

El acuerdo de doble imposición no es único para personas de origen chino, sino que también se da con otros 93 países como Alemania, Argentina, Bélgica o Estados Unidos.