Nos habéis preguntado por las imágenes de una cámara de vigilancia en las que se ven a una mujer negra mover un carrito de bebé junto a un audio en el que dicen que "esta mujer de color está en la cárcel y parece ser que hay una red que se está empezando a extender por aquí por toda Almería que se dedica a la trata de niños, los venden por Europa. Este en concreto lo estaban esperando en Francia". No hay pruebas de que la mujer pertenezca a una "red de trata de personas" y que al niño "lo estuvieran esperando en Francia". Además, es un bulo que esté en la cárcel.

Las imágenes son reales, ocurrió en Roquetas de Mar, Almería, el pasado 9 de diciembre, pero la mujer fue derivada al área de salud mental del Hospital de Poniente. Así nos lo indica la Guardia Civil de Almería, encargada del caso.

"El vídeo es real, pero esta mujer lo que tiene son problemas de salud mental. De hecho, esto ocurrió el lunes [9 de diciembre de 2019] y el mismo día ingresó en el área de salud mental del Hospital de Poniente", señalan las autoridades. "Ni hay una banda detrás secuestrando niños ni nada por el estilo, de hecho, la investigación se abrió y se cerró el mismo día".