Nos habéis preguntado mucho por un mensaje viral que anuncia "nuevas medidas en Holanda". En este mensaje, que lleva varios años circulando, se afirma que "a partir de enero" el país va a rechazar su sistema de multiculturalismo y habla de "un nuevo proyecto presentado al Parlamento holandés" con el que "el Gobierno va a prohibir el uso de vestimentas que cubran todo el rostro como el velo, el burka y la hijab" y que "dejará de otorgar subsidios especiales a los musulmanes en favor de la integración". Os contamos lo que sabemos: 

Claves:

  • No se trata de un proyecto nuevo ni actual, sino que hace referencia a una carta presentada en 2011 por el ministro de Interior, Piet Hein Donner
  • El uso del burka en algunos lugares públicos está prohibido desde 2019, pero no está prohibido el hijab
  • El ministerio de Asuntos Sociales dice que no "constan" ayudas "solo para musulmanes"; en la carta de 2011 se habla de que "las subvenciones y medidas para la integración de grupos específicos se terminarán"

En 2011 el Ministerio de Interior de Países Bajos presentó una carta donde decía que "el Gobierno comparte la insatisfacción con la sociedad multicultural"

Aunque el mensaje viral se comparte como actual, lo cierto es que vuelve a circular cada año. En la cadena, se menciona un "nuevo proyecto presentado al Parlamento holandés". Esto hace referencia a la carta que el entonces ministro del Interior y Relaciones del Reino de Países Bajos, Piet Hein Donner, del partido Llamada Demócrata Cristiana (CDA), escribió a la Cámara de Representantes el 16 de junio de 2011. Como indica a Maldita.es Julia Ekker, neerlandésparlante, en esa carta decía lo siguiente:

"Actualmente la integración es un asunto que se aborda con sentimientos encontrados: los países europeos se enfrentan a las consecuencias rebeldes de décadas de inmigración y emigración en Europa de grandes grupos de personas, a menudo desde países no occidentales. Varios políticos en los Países Bajos y líderes gubernamentales en países vecinos se han pronunciado recientemente en contra de una sociedad en la que los grupos conviven. En este contexto, la perspectiva de una sociedad multicultural es particularmente cuestionada. Se observa que el multiculturalismo ha fallado porque, a pesar de lo imaginado y esperado, en la última década los diferentes grupos étnicos y culturales que conforman las sociedades europeas no han creado unidad. Desde su punto de vista, la separación cultural ha llevado a la división y, en el mejor de los casos, a la indiferencia mutua". También señala que "el Gobierno comparte esta insatisfacción con la sociedad multicultural. La persistencia de los problemas de integración subrayan la opinión de que el modelo de sociedad multicultural no ha podido resolver el dilema de la sociedad heterogénea"

Además, según afirma la Embajada de Países Bajos, en la carta Piet Hein Donner "anunció que el gabinete rechazó el antiguo sistema de multiculturalismo". En un comunicado del Gobierno de Países Bajos en 2011, se señalaba que con esta carta "el Gobierno se está distanciando del relativismo incrustado en el modelo de la sociedad multicultural. La nueva política de integración toma como punto de partida una sociedad que está cambiando, en parte debido a la influencia de los migrantes, pero que no es intercambiable con ninguna otra". 

Esta carta no era una ley aprobada, pero desde la Embajada afirman que "condujo a la introducción de la Ley de Integración en 2013", que fue aprobada por la Cámara el 26 de abril de 2012, seguida por el Senado el 11 de septiembre de 2012. Esta entró en vigor en enero de 2013 y recoge medidas como que los recién llegados tengan que aprobar un examen de integración en 3 años y se exige el aprendizaje del idioma. Según afirman desde la Embajada "tienen que organizar y pagar el curso de integración ellos mismos". Puedes consultar más sobre la política de integración de recién llegados de Países Bajos aquí, como bien nos ha señalado un maldito con sus pistas en 'La Buloteca'.

Se ha aprobado una nueva ley de integración que propone "el trabajo y el lenguaje como las mejores rutas" para conseguirla

"Mucho ha cambiado desde entonces", nos aseguran el Ministerio de Asuntos Sociales y Empleo sobre la carta de Piet Hein Donner que definió la política de integración del Gobierno en 2011. "Por ejemplo, la visión principal sobre el multiculturalismo es que nuestra sociedad multicultural es un hecho", manifiestan. 

El actual ministro holandés de Asuntos Sociales, Wouter Koolmes, ha sacado adelante una nueva Ley de Integración Cívica que se aplicará a partir del 1 de julio de 2021. El pasado 2 de julio la Cámara aprobó esta ley que propone que los recién llegados aprendan el neerlandés y comiencen a trabajar "lo antes posible". "El ministro Koolmees ve el trabajo y el lenguaje como las mejores y más cortas rutas hacia una integración exitosa", apuntan desde el Ministerio. 

En general, los inmigrantes recién llegados combinarán las clases para aprender el idioma con trabajo voluntario o prácticas. Además, en este sistema los municipios juegan un papel importante, ya que serán los encargados de la asistencia de las personas inmigrantes, proporcionándoles alojamiento, seguro médico y el pago de las facturas de luz y agua durante los primeros 6 meses.

Este cambio de política del ministro Koolmes ya estaba reflejado en una carta que presentó ante la Cámara el 2 de julio de 2018, donde introducía sus propuestas de mejoras de la política de integración:

Las adaptaciones en el sistema que se implementaron en 2013 tenían la intención de mejorar el rendimiento del sistema. Esa promesa no se ha cumplido. Hay demasiados obstáculos en el sistema actual para hacer un uso óptimo de la integración como el comienzo de la participación en la sociedad holandesa: el sistema es demasiado complejo e ineficaz.

Está prohibido el uso del burka en ciertos espacios públicos desde agosto de 2019, pero no del hijab

En la cadena viral que lleva circulando años, se afirma que "el Gobierno va a prohibir el uso de vestimentas que cubran todo el rostro como el velo, el burka y la hijab". Aunque sí está prohibido el uso de burka -pañuelo que cubre toda la cara, exceptuando los ojos- en algunos lugares públicos desde el 1 de agosto de 2019 en base a una ley aprobada en el Senado en junio de 2018, esta no incluye al hijab- pañuelo que cubre el pelo y el pecho-. Según nos indican desde la Embajada, y como se especifica también en este comunicado del Gobierno de Países Bajos, estas restricciones sólo afectan a ciertos espacios públicos, como "instituciones educativas, instituciones de salud, en transporte público y en edificios gubernamentales" y habla del burka. 

 La ley no sólo prohíbe el uso del burka en estos espacios sino que contempla también otras prendas u objetos que puedan cubrir la cara, como cascos de moto o pasamontañas. "Esta idea ya se lanzó en 2011, pero la ley que entró en vigencia es mucho menos severa que los primeros borradores", afirman desde el Ministerio de Asuntos Sociales.

Al Ministerio de Asuntos Sociales de Países Bajos no le consta una ayuda "sólo para musulmanes"; en la carta de 2011 se habla de que "las subvenciones y medidas para la integración de grupos específicos se terminarán"

En este mensaje se afirma que "el Gobierno Holandés también dejará de otorgar subsidios especiales a los musulmanes en favor de la integración (ya que de cualquier manera ellos la ignoran)". En el comunicado publicado por el Gobierno de Países Bajos en 2011 en el que hacía referencia a la carta presentada por el entonces ministro de Interior, Piet Hein Donner, se afirma que "las subvenciones y medidas para la integración de grupos específicos se terminarán e incorporarán en la política general de integración", pero no se señala a qué grupos específicos se refiere ni se menciona en ningún momento al colectivo musulmán, como afirma en el mensaje que se difunde. 

Nueve años después de que se presentara esta carta, el Ministerio de Asuntos Sociales, de quien dependen las políticas de integración, afirma que no le consta "ninguna ayuda especial para musulmanes para favorecer la integración" y que "parece desinformación". Además, desde el Ministerio aseguran que "en la política actual, los recién llegados pueden obtener un préstamo para aprender holandés" y aseguran que si obtienen un certificado de idioma en los tres años siguientes este préstamo no tienen que devolverlo. Además, afirman que esta ayuda es para "todas las personas que necesitan integrarse" y no es específico para musulmanes como afirma el mensaje que se difunde. 

El exministro de Interior Piet Hein Donner dijo en 2011 que "la política de integración concierne a los inmigrantes"

La cadena atribuye a Piet Hein Donner, exministro de Interior, la cita "no corresponde al Gobierno ni a los fondos públicos integrar a los inmigrantes". En la carta presentada en 2011 por el entonces ministro de Interior, este afirma que "la política de integración concierne a los inmigrantes que han sido admitidos aquí con vistas a un asentamiento permanente en los Países Bajos. Uno de los primeros puntos a tener en cuenta es que la integración no es responsabilidad del Gobierno, sino de aquellos que llegan al país con intención de asentarse. Integrar y adquirir el conocimiento requerido para construir una vida en los Países Bajos es una responsabilidad personal". Además, en esta se especifica que "esta norma se aplica igualmente a los nacidos aquí y a los que vienen a los Países Bajos a una edad posterior. [...] No es una política basada en la procedencia. Por lo tanto, la integración ya no se realizará a través de políticas específicas, dirigidas a grupos individuales, sino a través de medidas generales basadas en la responsabilidad de los involucrados y de las instituciones sociales", como traduce para Maldita.es Julia Ekker, neerlandésparlante. 

Desde el Ministerio de Asuntos Sociales señalan que "en el nuevo sistema, la responsabilidad va del nivel personal del recién llegado al nivel municipal. Hay que aprender holandés lo antes posible y tratar de encontrar trabajo".