No, la persona que empujó a una chica por las escaleras del metro de Berlín no era afgana