No, no son niños apuntando a soldados en la Mezquita de Córdoba.