No, no hay pruebas de que venezolanos estén usando lapiceros impregnados de burundanga para robar en España