No, un musulmán no ha entrado en un Mercadona de Ourense disparando al grito de "Alá es grande"