No, un preso perteneciente a la "banda rusa Neo-KGB" llamado Nikholai Petrov no se ha escapado de una cárcel de Tenerife