En 2014, Revista Crítica hacía un repaso de las percepciones de los ciudadanos en torno a la inmigración y auguraba las próximas: el nacimiento de la percepción de una competición entre inmigrantes y autóctonos en el mercado laboral, y en la provisión de servicios y prestaciones públicas, donde hay vencedores y vencidos.